Conoce Floqq, la exitosa compañía de cursos online en español


Floqq es el fruto de una idea de cuatro jóvenes españoles que se lanzaron a emprender hace apenas un año y medio. Vieron un nicho de mercado, crearon una empresa, probaron suerte y llamaron a muchas puertas para encontrar inversores que apoyaran su proyecto.

En apenas 20 meses, esta startup ha conseguido financiación público-privada por valor de un millón de dólares, se ha hecho un hueco a escala global y ha desembarcado en Silicon Valley, la meca de la tecnología mundial. Y todo con una idea clara: ofrecer cursos de formación online. Álvaro Zamácola, uno de los fundadores de Floqq detalla:

"Constituimos la empresa en febrero de 2012, en mayo lanzamos una versión muy básica de la web y empezamos a testar a los usuarios. Nos dimos cuenta de que había muchas personas pensaan, como nosotros, que necesitaban cursos de formación específicos para seguir aprendiendo".

Su modelo de negocio es sencillo: buscar profesores expertos en diferentes materias que creen videocursos breves para ofrecérselos a los usuarios a través de su web. Sobre esto Zamácola puntualiza:

"Lo habitual es que sean contenidos de una duración media de 60-90 minutos, y que se dividan en varios capítulos (de unos 5-6 minutos) para que al alumno le sea más sencillo y ameno aprender. Los capítulos pueden volver a verse, se puede contactar con el profesor para preguntarle dudas... Funciona como una universidad a distancia, solo que nos centramos en los conocimientos concretos que no se imparten en la educación académica tradicional y que, sin embargo, sí demandan las empresas".

Actualmente, Floqq tiene unos 250 cursos en tres idiomas (castellano, inglés y portugués) y están divididos en cinco categorías (marketing online, negocios, programación, ocio y diseño y fotografía), aunque espera incrementar la tipología de materias educativas próximamente.

"Se pueden encontrar videocursos de todo tipo. Dentro del apartado de marketing hay cursos sobre cómo elaborar una campaña de marketing. cómo aprender a usar herramientas de analíticas web (como Google Analytics) o tener conocimientos de SEO. Para los negocios proponemos formación acerca de cómo montar una empresa desde cero o cómo usar las redes sociales en el ámbito profesional. También hay cursos para aprender lenguaje HTML o programas como Excel (programación) o Photoshop (diseño y fotografía) y hasta para aprender a hacer los postres más famosos del mundo (ocio)".


Hasta la fecha, Floqq presume de haber conseguido cerca de 70.000 usuarios en todo el mundo y la mitad de ellos están en España.

"Aproximadamente, el 50% de los alumnos están en territorio nacional, aunque cada vez tenemos más entradas de Latinoamérica. Donde más crecemos es en México, Perú, Chile y Colombia, y de forma más modesta en Argentina, Estados Unidos y Brasil. En general, todos tienen entre 25 y 35 años, que es la generación que quiere y necesita aprender".

Si te estás preguntando que de qué vive esta startup, la respuesta es que la inmensa mayoría de estos contenidos formativos digitales son de pago con un precio promedio de 15 euros. Aunque también ofrecen cursos gratuitos, estos representan sólo el 10% de su oferta.

De todo el dinero que se lleva Floqq de los cursos (ya se han realizado más de 30.000), la compañía se queda un 30%, mientras que el 70% restante acaba en manos de los profesores, que son expertos en las distintas materias.

"Hay de todo, pero entre los nombres más conocidos destacan los de Carmen Lomana, que tiene temario de moda, protocolo y belleza o Clemente Cebrián, fundador de la marca El Ganso, que tiene un curso llamado Claves del éxito para tu empresa: Marcas de Ropa".

Floqq, que ya tiene oficinas en España, Chile y San Francisco (California), tiene su propia aplicación gratuita.
LLegó al mercado el pasado 28 de septiembre, tiene una versión en los dos sistemas operativos dominates del mercado, iOS (propiedad de Apple) y Android (de Google), y próximamente llegará también a Windows Phone (de Microsoft). Al respecto Carlos Gonzáles de Villaumbrosia, otro de los fundadores concluye:


"Se puede aprender en cualquier momento y desde cualquier lugar. Hemos descubierto que muchos lo hacen cuando viajan en avión, en autobús o en metro; durante la comida, desde el sofá de sus casas o en la cama antes de dormir. Con el lanzamiento de estas nuevas apps queremos ayudar a que cada persona pueda aprender algo nuevo siempre que quiera".

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Nos gustaría leer tus comentarios y sugerencias

¡Recibe contenido exclusivo!

Suscríbete y recibe contenido exclusivo en tu correo electrónico

* indicates required

Powered by MailChimp