¿Cómo empezar a escribir un ensayo?

En un post anterior, hemos hablado acerca de los aspectos que debe contener un buen ensayo ¿pero cómo empezamos a escribir uno? Te han dejado escribir algo, estás sentado frente a la computadora y... ¡las ideas no salen! (siempre estará la opción de copiar el trabajo de otros, pero ya hemos hablado de lo contraproducente que puede resultar si verdaderamente tomas en serio tu formación).


Si fuera una receta de cocina, el principal ingrediente de un ensayo serían las ideas. Si tenemos ideas acerca de qué escribir, lo demás es cuestión de práctica: dominar el arte de articular lo que pensamos sobre un tema, de darle orden y claridad a la escritura. No nos va a salir bien a la primera, pero después de dos o tres intentos nuestra escritura irá mejorando.

Tienes una idea ¡perfecto! Ahora ¿cómo la conviertes en un texto escrito? Lo primero es definir tu tema de la manera más específica posible. Entre más concreto sea el tema del que vas a hablar mejores serán las posibilidades de darle orden y claridad. Imagina que visitas un enorme museo de arte y sólo tienes unas pocas horas para visitarlo: puedes hacer un recorrido por todo el museo sin detenerte en algún punto para apreciar una obra; o bien, puedes especificar previamente cuáles son las obras que quieres ver y con calma visitar cada una y realmente apreciarlas. ¿Qué visita será más enriquecedora? Sin duda la segunda. 

Lo mismo sucede con la definición de un tema. Digamos que en tu ensayo te interesa hablar del Universo. Puedes escribir tu ensayo tomando el Universo como tu tema y entonces tratar de hablar de toooodo lo que implica el Universo en unas pocas cuartillas, al final ni hablaras de todo y de lo que hables en realidad dirás muy poco. En cambio, puedes especificar más el tema del Universo y hablar de cuestiones más concretas. Para especificar un tema, antes de comenzar a escribir puedes dibujar un modelo de especificación: en él, pones el tema general en un círculo al centro y alrededor de él escribes los subtemas que se pueden derivar. De estos subtemas puedes tomar aquél que más te interese saber y escribir tu ensayo.



Así, en lugar de escribir acerca de un tema taaaan amplio como el Universo (sin decir nada en realidad) puedes hablar de aspectos específicos que te permitan profundizar en algo y hablar con claridad de él: estableciendo definiciones, dando ejemplos, ofreciendo datos que sustenten tus opiniones, etcétera. De esta manera podrías escribir sobre: "Las características de la teoría del Big Bang sobre la creación del Universo".

Recuerda, el primer paso para escribir un buen ensayo o trabajo escrito es definir con claridad tu tema, si tienes eso, lo demás es cuestión de práctica. ¿Tienes alguna duda para especificar tu tema? !Compártela en la sección de comentarios! Más de uno podremos ayudarte.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Nos gustaría leer tus comentarios y sugerencias

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

¡Recibe contenido exclusivo!

Suscríbete y recibe contenido exclusivo en tu correo electrónico

* indicates required

Powered by MailChimp